La bendita circunstancia del aguacero




Los últimos aguaceros alivian. Dejan al menos por un tiempo tanta sed a la espalda, lo afirmo y temo, porque siete meses sin lluvia dejaron a varias zonas de Songo- La Maya en sequía casi agónica.

La Prueba, Jarahueca y Alto Songo vieron sus fuentes absolutamente deprimidas. Guaninicùn pasó de ser un río hermoso ser  a un arenal ensanchado en el recuerdo y el dolor. En La Prueba los pozos perdieron toda agua y Jarahueca ya no fue el caudaloso río de antes, sino una sumatoria de charcas.

Con todo ese mal los ciclos de distribución de agua llegaron en algunas zonas a 40 días y hubo que hacer malabares. La dirección de acueducto en el territorio emprendió la construcción de un nuevo conducto para llevar agua desde La Maya a Alto Songo. Más de seis kilómetros de tubería intentan atravesar poblaciones intermedias para dejar los ciclos al menos en 15 o 20 días en la segunda población en importancia del territorio.

William Mora, director de acueducto en La Tierra del Leòn de Oriente informó de otra obra, el directivo tiene fe en el trasvase desde la presa El Quinto, en El Cristo, hasta el Río Guaninicùn, así tendría Alto Songo agua por dos partes.
Presa Joturo

Abril trajo lluvias, el día 17 en La Prueba se registraron 56, 3 milímetros de agua. El 19 de abril Los Reynaldo reportó 63 milímetros y ese mismo día La Maya reportaba 46,5. Desde el día 10 al 24 llovió casi de manera ininterrumpida y las fuentes de abasto han cobrado vida.

Según directivos de Acueducto en Songo - La Maya, la mayor fuente de abasto del territorio, Joturo,  tiene hoy 1, 4 millones de metros cúbicos de agua y por tanto hay asegurado casi medio año si persisten los regímenes de abasto actuales.

De modo que por el momento llega calma, los últimos aguaceros alivian, dejan  a un lado, al menos ahora, la estrepitosa sequía que de pronto, se había posado sobre la isla y por tanto, sobre este lugar llamado Songo - La Maya.

Comentarios