Obama en Songo - La Maya



"Nunca pensé que podría vivir algo así", dice Lesyán Quintana un trabajador de cultura quien es sonidista y se ve cara a cara  con multitudes  en las festividades que por estos días ocurren  en Songo – La Maya: "Paz sin fronteras, el 17 de diciembre del año pasado, el regreso de los Cinco, la visita de Obama, Los Rolling Stones, son hechos que no pensé vivir".
Hablamos y ya a plena mañana la gente comienza a salir de casa. Las campanas de la iglesia retumban en La Maya, la cabecera municipal de un territorio de más de 90 mil habitantes. Justo ayer se hizo la procesión de San José (El Santo patrón), hubo mucha gente pero hoy el asunto toma otro matiz.
"Hasta donde sé", me dice el sonidista, "no se hará el carnaval acuático como estaba previsto." Se suponía que fuera en dos áreas llamadas Chapuzones. Llamo a la dirección de cultura y será en plena calle con una agrupación local.
En la radio municipal se publicó un reportaje donde varios pobladores hablaron con entusiasmo de la visita del presidente norteamericano, la mayoría da su total apoyo, se reconoce como la posibilidad de las mejoras en el sentido amistoso con el vecino país y la economía.
Haciendo repaso y viendo las posibilidades reales, ya el argumento de que el bloqueo es el más dañino de los elementos que inciden en el crecimiento económico de Cuba se hace evidente.
Solo habría que mirar hacia zonas habaneras como el Prado en La Habana y encontraremos que se hacen  más atractivas al turismo, con medir las consecuencias de los viajes de norteamericanos a Cuba, la posibilidad de que los aeropuertos sean sitios de tránsito y ya el asunto comienza a tomar color diferente.
Sumemos la posibilidad de que Cuba pueda usar el dólar en trasferencias internacionales, de hecho, al llevarse a término será la primera medida que le llegue directamente a cubano de a pie, quitando el gravamen, las remesas enviadas desde el exterior tendrán el valor justo de quienes las envían.
Pero hay más, New York Times afirma hoy que varios hoteles comenzarán a operar junto a compañías norteñas, entre ellos el Hotel Inglaterra, El Quinta Avenida  y el Santa Isabel de La Habana Vieja bajo la égida de Starwood’s Luxury Collection hotels y Sheraton Hotels.
El mismo diario recuerda que Obama ha declarado trabaja en un acuerdo que abriría el camino para 100 vuelos diarios a la isla, hoy solo nos llegan 15, aunque el mismo New York Times cita que el servicio al turismo desde Cuba incluye fallas lamentables como falta de papel higiénico o un menú a veces lejano del deseo de un turista acostumbrado a la no escases, según el citado diario el propio Hotel Nacional cuenta con una gran historia que incluye al mismísimo Winston Churchill, sin embargo, tiene muy modestas habitaciones.
En fin llega Obama hoy a La Habana y la gente común siembra en esa visita esperanzas, por  primera vez se refieren en la calle, en la radio y todas partes  a un presidente norteamericano activo sin consignas agresivas. Obama hasta habló con el más popular de los personajes de la televisión cubana, con Pánfilo le dijo "Qué bolá"  en cubano y eso va de casa en casa y todo parece tener un color distinto, como si creciera un nuevo tiempo, aun con la mirada del Che en la Plaza y aquella frase que hasta hace muy poco se repetía  en los medios "No se puede confiar en el imperialismo pero ni tantito así."

Comentarios