viernes, 9 de mayo de 2014

La Maya de pie: están tocando Oda a mi madre

Cine La Maya


¨Me dijeron que tuviera cuidado, que era un público raro¨, fue lo que me espetó Reinier Mariño en un hotel santiaguero, iba para La Maya y aunque no me dijo muy bien qué le habían soplado al oído, imagino que le dedicaron una palabra a la negritud que tanto anuncian de mala gana algunos por ahí.

El guitarrista vino y colocó todo en el Cine La Maya y en poco tiempo se repletó. Era raro, unos hablaban por aquí o por allá, se repetían cuentos y al comenzar el soplo de flamenco el tema tomó otro matiz.

Era septiembre  de 2002 y hacía calor, pero la gente comenzó a responder de manera inusitada, aun los hay quienes hacen la  historia y aunque no sé  el día exacto, el relato se refiere a un hecho de más de diez años, lo cierto es que no hubo trifulca, el público supo beber de esa música casi inexistente entre tanto reggaetón, balada y timba. Reinier Mariño había conquistado su público.

 En el Cine La Maya caben sentadas 270 personas, pero los cálculos de algunos suben  a más de 600 porque los había por todos lados, incluso en la calle. El clímax llegó con un tema que Mariño dedicó a su madre, el aplauso fue rotundo,  la emoción iba y volvía del público al artista.

Fue memorable, cuando lo vi en el hotel santiaguero me dejó escuchar aquella frase ¨Me dijeron que tuviera cuidado, que era un público raro pero nunca me había sentido igual. ¨Los negrones¨, como sé le dijeron para hacerlo sentir el infortunio de estar en La Maya se emocionaron , entendieron su flamenco y sus instrumentales y  hubo luz de la más pura. Reinier Mariño lo recuerda con alegría, al punto de escribirle a la periodista Raquel Castro : ¨Yo amo tu zona , quiero hacer tres conciertos:  uno en Songo, otro en La maya y otro en Los Reynaldo¨. Quería recordar este momento en que fue perfecta la comuniciación de nuestro RESPETABLE  con  Reinier Mariño. Les adjunto el musical que estremeció a todos: ¨Oda a mi madre¨.



No hay comentarios:

Publicar un comentario