miércoles, 23 de abril de 2014

Fijación oral




Si tus  labios
Bellos como un parnaso imaginado a petición de todas las codicias
Me atrapan el sexo una mañana en que de pie
Miro las ventanas y el cielo
Me brinda un azul interminable
Y te arrodillas ante mí no para que te perdonen
Los sabios los amantes las flores
Sino para darme ese placer casi terrible
Y te tragas mi carne y viertes tu saliva
Sobre mi sexo
Que te añora desde tanto que te quiere
Como estás ahora
Con tu labio húmedo silbando
Mi nombre
y tus ojos
Se han cerrado
Como buscando adentro
Y te veo el pelo ensortijado
Las uñas pequeñas sutiles terminables
 Que me acarician el abdomen lo recorren se pierden y se encuentran
Y tus labios
Salen a besarme las venas del sexo casi por romperse
Y sé que en otras osamentas la gente duerme su inocencia
Y otro alimenta un ejemplar de quinta categoría
Y alguien canta ¨Ahí va el capitán Beto¨
Y se peina la que va a morir esta misma tarde
Y se toma la presión el verdulero
Y pronostican lluvias y apagones
Y publican otros muertos en Le Monde
Y tú sigues ahí chupándome el sueño
Y el deseo hasta que de una vez me vuelco
 Y se borra el universo y veo tus labios separarse de mi carne y tragar mi felicidad como un gran almuerzo.
 Qué bello es el mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario