miércoles, 19 de junio de 2013

¿Cuántos años tiene Nenengo?



¨Desde que yo nací Nenengo está así¨.  No lo creo, la afirmación viene de una mujer que debe tener 50, de modo que sí eso fuera verdad, el  songomayense debería tener más años que el patriarca de García Márquez;  llevémoslo suave, tendría por lo menos 140 y aquí los hay con más de 100 como Josefita de la calle José  Joaquín de Cárdenas, Claudina la de Alto Songo que tiene 102 o José Rodríguez de Bernabé Vera (En Me Ronca) quien anda por los 108, pero Nenengo no, él tiene menos.

La verdad es que este amigo cuyo nombre es Leonel Landoux Coello es un personaje a quien sus hijos cuidan porque no hay quien le quite sus ansias de trotamundos. Hace unos días uno de sus bisoños se nos acercó a decirnos que lo había tenido que retener porque se fue para Santiago solo, sin decir nada a nadie, con su bastón, a dar una vuelta.

Justo hace unos días, lo encontramos en la terminal, era tarde, la cosas estaban difíciles, había que irse para Santiago y eran más de las siete. El cineasta Yordis Jiménez llegó tarde y no tenía ticket. Nenengo con su bastón entró a la terminal, y nosotros con miedo a que le golpearan, no imaginábamos a qué iba, a la vuelta venía con cara de pícaro y un ticket en las manos ¨Toma ¨ le dijo al cineasta que pudo irse sentado en el último viaje.

Pero es solo parte de la gran historia, Nenengo viene de la familia que era dueña del acueducto de La Maya y conoce cada conexión del territorio es , bueno fue, un gran donante de sangre, miembro de la ANIR y la Cruz Roja y para rematar , fundador de la radio en Songo - La Maya. El dato aparece incluso en el libro ¨Rostros que se escuchan ¨de Josefa Bracero Torres.


Según este texto y la entrevista que nos concediera Eduardo Rosillo cuando ya todo estaba listo en la primera emisora de Songo - La Maya  el 20 de mayo de 1949 Nenengo fue a los micrófonos y dijo: ¨Aquí la voz de La Maya que se escucha en Punta de Plancha, en El Estribo, en Santiago y en el mundo¨ y todavía, dicen, no se escuchaba ni en una barbería que había cerca de  Antonio Roldán (Rincón Caliente), sitio en el cual estaba la CMKT.

Tener a Nenengo es un verdadero privilegio, no le preguntamos la edad, solo lo vemos ir y volver por La Maya y con cuidado porque se fuga pa´ Santiago con todo y los años, aunque no le creamos a aquella  mujer de casi cincuenta quien afirma que desde su niñez vio Nenengo igual. Me niego a creerlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario