¿Habemus casa?





Encarnaciòn Columbiè y Luis Sànchez


No creo que ascienda humareda alguna cuando ¿en diciembre? al fin vuelva a existir Casa de la Trova en Alto Songo. Más de 20 años ha que los trovadores perdieron morada y la tradición disipó las puntas que han sobrevivido en cantores solitarios como Claro Correoso quien, por cierto, será el director y promotor cultural del recinto.

La idea ha encontrado apoyo en la Dirección municipal de cultura y el Instituto de la música, según informó el propio Correoso quien no solo es un entusiasta de la canción, sino una suerte de memoria viva de la Trova en Alto Songo.


Manuel Valenciano. Poeta. Primer Presidente de la Trova en Alto Songo

Claro Correoso dice que se trabaja en el patio de las tradiciones donde van a colocar varias mesas y música en vivo o grabada,  se trabaja en la construcción  de  los escenarios y el bar, en la iluminación,  enchape de torchos en la parte frontal  y la colocación de diseño interior que va a contar con gigantografias  y caricaturas de trovadores locales o de reconocimiento nacional.

La Casa de la trova estará ubicada en las afueras de Alto Songo, en la barriada conocida como Los Edificios.Una antigua sala de video acogerá a los cantores quienes , ahora sí, podrán darse su trago y retomar una tradición detenida por incomprensiones  y portazos.

Queríamos que abriera el 27 de noviembre pero Correoso llama a la calma, espera diciembre para que todo se haga a tiempo y sonriente, al fin y al cabo la guitarra ha demostrado ser firme y sostiene detrás una voz que Alto Songo ha sabido conservar.
 
Arsenio Pascual, segùn investigadores locales uno de los primeros en incorporar el piano a la trova
 
Dùo de Claro y Miguel



Comentarios